Samsung Galaxy X con pantalla flexible llegaría a finales de 2017

Como todo comienzo de año, este 2017 comienza lleno de rumores, filtraciones y grandes expectativas. Los grandes fabricantes trabajan en sus dispositivos más importantes, mientras los usuarios esperamos las novedades. Entre ellas podríamos incluir al gigante surcoreano, que este año podría lanzar el tan mencionado Samsung Galaxy X, un nuevo móvil de pantalla flexible.

Samsung Galaxy X con pantalla flexible

Los rumores sobre un dispositivo de Samsung de pantalla flexible no son nuevos. De hecho, hace casi dos años que comenzamos a escuchar sobre ellos. A comienzos del 2015 se creía que la surcoreana podría lanzar un móvil con estas características a finales de aquel año.

El tiempo dio con tierra con aquellos rumores, y aunque el dispositivo nunca apareció, sí pudimos ver pantallas flexibles integradas en móviles con pantalla curva, como el Samsung Galaxy Note Edge. El tiempo siguió corriendo, resurgieron algunas versiones, pero el 2016 pasó y no tuvimos noticias del Samsung Galaxy X.

Y ante semejante espera, es lógico que el 2017 arranque con renovados rumores sobre el lanzamiento del tan esperado móvil. Según las versiones más optimistas, podríamos verlo a finales de este año.

¿Por qué creer en esas versiones? En realidad, no sabemos, pero sí podemos decir que ahora es más probable. Para empezar, hace algunos meses supimos que el dispositivo se llamaría Samsung Galaxy X, y que hace tiempo que el prototipo está listo.

Se dice que el smartphone estaría disponible para ser lanzado entre el tercer y el cuarto trimestre de este año 2017. Y aunque el dato es bastante específico (lo que nos impulsa a creerlo), lo cierto es que Samsung aprendió de la peor que apurar los tiempos puede terminar en un verdadero desastre.

Recordemos que el enorme dolor de cabeza que representó el Galaxy Note 7 se debió a problemas de diseño que causaron explosiones. Samsung debió retirar a su móvil estrella del mercado, con todo lo que eso significa.

Así las cosas, aunque los rumores son más precisos que antes, Samsung podría ser reacio a arriesgarse con un smartphone tan innovador como un Samsung Galaxy X. Una pantalla flexible podría ser más susceptible de errores, y estamos seguros de que la compañía no está dispuesta a volver a pagar semejante precio.

Pantalla curva vs móvil flexible

Te preguntarás qué tiene diferente este Galaxy X del resto de la familia Edge. La pequeña y enorme diferencia, es que se trata de un móvil flexible, que podremos curvar.

Por el contrario, los móviles Edge poseen una pantalla curva, son curvos, pero no podemos modificar su forma. No hay dudas de que un móvil flexible sería algo innovador en para toda la industria. Y es que, para que el dispositivo se curve a nuestro antojo, es necesario que todos sus componentes (o al menos los más grandes) sean flexibles.

De momento, sólo se trata de un concepto. La idea existe hace muchos años, pero hasta ahora, ninguna compañía ha logrado concretarla.

Comments are closed.