Galaxy Gear no parece estar limitado solo al Galaxy Note 3

Una vez que el smartwatch con Android que Samsung ha revelado anteriormente como Galaxy Gear ha llegado el mercado, era de esperable que se ponga a prueba al máximo. Pero parece que la misma empresa nos ha dado algo de publicidad engañosa, ya que la compatibilidad de este interesante y novedoso gadget no estaría realmente limitado al buque insignia con el que se lo vende hasta de forma promocional.

Por lo que hemos encontrado en SamMobile, parece que Samsung misma le ha agregado algo de compatibilidad extra a este gadget bajo el nombre de Galaxy Gear, haciendo de este smartwatch uno que podremos utilizar con casi cualquier modelo de smartphone con Android de la línea Galaxy. Aunque esto no es lo único por lo que se ha llegado a destacar este mismo smartwatch estos días, sino por lo descubierto por otro usuario de la escena.

Al parece, este mismo smartwatch podría no solo funcionar con el ya famoso Galaxy Note 3, el buque insignia con el que fue diseñado para ir a la par, sino que también con otros modelos que no necesariamente sean de esta empresa de renombre. Y esto mismo fue encontrado por un usuario de XDA Developers que ha logrado instalar de forma exitosa la aplicación de este gadget en un HTC One.

Por el reporte dado por el usuario, uno bastante breve en donde informa lo que pudo lograr, parece que todas las funcionalidades del Galaxy Gear funcionan sin problemas, pudiendo realizar y recibir llamadas con este gadget sin problema alguno. El único inconveniente, posiblemente por el hecho de que el smartphone en el que fue instalado no es uno de Samsung, es la incapacidad de utilizar S-Voice. Aunque este último detalle parece dejar en claro que este dispositivo parece ser compatible con otros modelos de smartphones con Android.

Ahora solo queda esperar a ver en cuantos dispositivos más puede llegar a funcionar, aunque seguramente este detalle hará que solamente aumenten las ventas del smartwatch con Android de Samsung, si es que los usuarios no ponen en cuestión los anuncios de la empresa misma sobre la compatibilidad.